martes, 20 de marzo de 2012

Vassili Kandinsky: "Cuadro con mancha roja"


Esta obra maestra de la pintura abstracta, denota la influencia en Kandinsky de la música clásica.



Cuadro con mancha roja (1914) de Vassili Kandinsky (1866-1944) es una obra célebre, con toda justicia. Actualmente se encuentra en el Centre Pompidou de París. Tiene la valía de que marca el límite entre las obras que generadas a partir de inspiraciones repentinas y las composiciones profundamente meditadas, que se fundamentan en complejas arquitecturas visuales.

Geometría cromática

En 1913, Kandinsky cambió el título de sus pinturas, y así, dejo de nombrarlas como “improvisaciones” para denominarlas “composiciones”. Esto puede comprenderse por la estrecha relación que, en ese entonces, el artista ruso estaba teniendo con la música sinfónica de ese entonces. Muestra de ello es la elección de títulos que Kandinsky manejaba.

En sus famosos escritos teóricos, Kandisnky sostenía tesis, todas ellas desarrolladas en la fase más intensa de su voluntad de abstracción, en las que sostenía que el valor de un cierto color queda subrayado por una forma determinada, así como también, se mitiga con otra diferente. Por ejemplo, los colores “agudos”, como el amarillo, se perciben mejor con formas puntiagudas. En cambio, los colores que se pueden calificar de profundos, como el azul, su efecto se incrementa con formas redondeadas.


Signos, identidad e inspiración

Cuadro con mancha roja, debe su título precisamente a la gran mancha rojiza, de redondeado contorno, que se aprecia en la parte superior del lienzo. Junto a ella aparece también, una forma ojival con una doble línea. Se trata de un signo particular de Kandinsky, presente en otras obras elaboradas en este periodo de su trayectoria creativa. Si bien puede aludir a algún elemento figurativo (un tejado, una cumbre, ramas o una vela), al final evade cualquier referencialidad y únicamente se concreta como un núcleo en torno al cual se entrevera una fascinante y variada serie cromática.

Música visual

Además de la gran mancha roja, diversos motivos en este mismo color se distinguen en otras partes de la obra, aunque con variada intensidad, signos y modulación. Una clave para comprender este tipo de expresividad manejada por Kandinsky es la amistad que cultivó con el músico y también pintor Arnold Schoenberg. La música clásica jugó un rol preponderante en la gestación de la pintura abstracta y esto se hace patente en Kandinsky más que en cualquier artista de su tiempo. La música era para este creativo ruso el modelo por seguir, una meta en lo que se refiere al manejo de materiales y su posible riqueza de combinaciones. La música en su manifestación estética se fundamenta, por lo general, en combinaciones de sonidos, no en representaciones de la realidad. Justo eso lo que- a juicio de Kandinsky y los muchos artistas que lo siguieron- debía hacerse con la pintura: combinar libremente líneas, colores y figuras.

Cuadro con mancha roja expone esta iniciativa y además, muestra la técnica de Kandisnky al utilizar de manera preponderante los tres colores primarios: amarillo, rojo y azul, como si tratara de hacer patentes las bases cromáticas desde donde se erige el cosmos de colores y luces en el arte.


votar