martes, 18 de septiembre de 2012

La senda del perro: los sabios cínicos

No solo Diógenes fue un gran exponente de la filosofía cínica. Hubo otros pensadores de valía, como el agudo Crates y la filósofa Hiparchia. Al hablar de la filosofía cínica, normalmente se piensa en Diógenes de Sínope. Pero además de este extrovertido sabio, y su maestro Antístenes, existieron otros filósofos de esta secta, que motivaron, con su singular estilo de vida, una profunda reflexión moral en los tiempos antiguos.



De entre los discípulos más destacados de Diógenes se pueden mencionar a Mónimos y Onesícrito. Este último acompañó a Alejandro Magno en sus viajes a Asia, y se sorprendió grandemente al constatar las muchas similitudes entre el pensamiento de los gimnosofistas hindúes y la filosofía cínica.

La agudeza de Crates

No obstante el seguidor más brillante de Diógenes fue Crates. En contraste con los demás cínicos, Crates provenía de una familia acaudalada, sin embargo, lo dejó todo para seguir las enseñanzas y la forma de vivir de Diógenes. Su agudeza queda de manifiesto en esta anécdota: se dice que, tras la devastación provocada por Alejandro Magno en Tebas, este último le preguntó a Crates acerca de cómo deseaba que se reconstruyera la ciudad. El cínico le respondió: “¿Para qué? Siempre habrá un Alejandro que la destruya de nuevo”.

Un amor de filósofos

En el grupo de alumnos que tenía Crates, estaba la joven Hiparchia. Ella era de noble familia y se sentía atraída por la inteligencia de Crates: su deseo era casarse con el filósofo cínico. Los padres de Hiparchia, afligidos por su anhelo, suplicaron a Crates que la alejara de él. El filósofo entonces, procedió de esta manera: se colocó desnudo delante de la joven y le dijo: “He aquí a tu novio y todo cuanto posee; elige en consecuencia, porque no serás mi compañera si no compartes mi modo de vivir”. Ella decidió sin dudarlo, y pronto se casaron. Desde entonces Hiparchia y Crates vivieron de acuerdo a la doctrina cínica, haciendo el amor en cualquier lugar, sin ocultarse de nadie.

Valiente pensadora

Hiparchia es una de las contadas mujeres que han sido incluidas en la historia de la filosofía. Ella misma tuvo conciencia de lo revolucionario de su postura. Se cuenta que Teodoro el Sabio, otro filósofo, se burló de ella, en cierta ocasión. Hiparchia entonces le contestó: “¿Crees que he hecho mal en consagrar al estudio, el tiempo que, por mi sexo, debería haber perdido como tejedora?”.

El discípulo más importante de Crates fue Zenón de Citio, famoso fundador del estoicismo. Otros filósofos cínicos de relevancia fueron: Metroclés, Menipo, y Mendemo.





Visita Playas de México