martes, 25 de septiembre de 2012

Heráclito en Twitter

Es posible interpretar varios aspectos de la dinámica social contemporánea a la luz de la sabiduría antigua, en especial la de los griegos, padres de la cultura occidental. Para tener éxito en la red, ya sea en el e-commerce, marketing, SEO o en cualquier otra actividad similar, se necesitan puntos de vista inéditos, maneras de comprender originales y profundas. Por lo tanto, es pertinente desarrollar este ejercicio de reflexión acerca de Twitter, una de las redes sociales más importantes que existen en nuestros días, relacionando su sentido con el pensamiento del filósofo Heráclito.



Informarse y comprender

Según Heráclito, los seres humanos para ser sabios han de estar en todo momento al corriente de una multitud de cosas. Esto resulta significativo por el entorno actual de información libre, plural y abierta que genera internet. Es posible que los internautas, además de producir contenidos para compartir en la red, sean de igual manera, en su subjetividad, un derivado de los hábitos informativos y de comprensión que internet propicia. La realidad que se percibe actualmente se encuentra imbuida por una diversidad de miras y una apertura a ser cuestionada como nunca antes, gracias a la sabiduría crítica que internet favorece.

Debate fecundo

De acuerdo a Heráclito, en el mundo se presenta un acople de tensiones, una armonía de opuestos, como la que se presenta en el arco y la lira: discrepar es la mejor manera de coincidir. En la red precisamente algo similar acontece: su fundamento cabal como medio radica en esa armonía de contrarios, es decir, el debate provechoso que genera. Y así, todo es discutible en la red (y en especial en Twitter): no existen dos internautas que piensen igual y tengan una misma perspectiva del mundo. Y sin embargo, dialogando, incluso debatiendo, en el gran foro virtual que es la red, todo se concilia en una permanente y provechosa dialéctica intelectual.

Bastión de humanidad

El mundo puede ser interpretado como Heráclito lo hizo, en la forma de algo que siempre ha estado por sí mismo y que puede figurarse comoun fuego eternamente viviente, que se enciende y se apaga de acuerdo a su propia medida. Del mismo modo, es factible pensar que la red se extiende más allá de la aparición de la primera computadora y que la información que se comparte en las páginas web, blogs y redes sociales como Twitter, en ultima instancia, es la misma que ha estado circulando en el planeta desde la aparición del primer ser consciente. Conocer los orígenes de nuestro propio existir es una distinción de lo humano: internet nos ayuda a preservar este privilegio, recordándonos en todo momento que el diálogo nuestro es lareflexión que tiene lo real con su propia eternidad.