sábado, 29 de septiembre de 2012

La amistad según Aristóteles

La amistad se deriva de la razón, la virtud y una permanente búsqueda de la felicidad. Para comprender el sentido de la amistad, de acuerdo a la filosofía de Aristóteles, antes hay que aproximarse de la noción de virtud. La virtud aristotélica debe practicarse en el punto medio entre el exceso y el defecto.


 La virtud es una disposición voluntaria, definida por la racionalidad, y conforme con un talante juicioso y consciente. Y así, en tanto que en las acciones y las pasiones Aristóteles identifica la falta principal de las personas, en unas ocasiones por darse menos de lo conveniente y en otras, por darse de más, la virtud, en cambio, se ubica en un punto medio entre ambas posturas.

Admirable y necesaria

En este marco es en donde, de acuerdo a Aristóteles, se despliega la amistad, ya sea como una virtud o como un elemento que siempre va acompañado de la virtud. Incluso el Estagirita considera que, la amistad, es indispensable para la vida. Aún las personas que tienen un gran poder y recursos económicos, necesitan de amigos para compartir estas ventajas. Aristóteles, para ilustrar la importancia de la amistad, se vale de una evocación poética en donde se compara a los amigos como “dos seres que caminan unidos”. En última instancia, desde la perspectiva aristotélica, quien tiene amigos, se muestra más fuerte y decidido para pensar y actuar. La amistad se perfila como una derivación directa de la racionalidad, la virtud y una permanente búsqueda de la felicidad.

Forjando dicha

Aristóteles percibe que la amistad parecería ser un sentimiento innato en el interior del que crea, con relación a lo creado por él, y también, en el de la criatura, con relación a su creador. Una evidencia de lo anterior, de acuerdo a este enfoque, es la de que la amistad puede identificarse en diferentes animales (y en general en la mayoría de los seres vivos), en los individuos de una misma especie, con respecto de unos hacia otros, y principalmente entre los seres humanos. La amistad es algo esencial a la existencia humana y se manifiesta más en ciertas circunstancias especiales del vivir, por ejemplo, al compartir con otras personas una larga travesía. Aristóteles define principalmente a la amistad como necesaria y admirable. Para este gran filósofo- de acuerdo a un pasaje de su Ética a Nicómaco-, tener muchos amigos es uno de los bienes más estimables y honrosos. Desde cierto punto de vista, podría ser una misma cosa ser honesto y ser un amigo fiel.