lunes, 24 de septiembre de 2012

"Divina Comedia" Infierno canto VIII: ira

Dante y Virgilio cruzan la laguna Estigia en la barca de Flegias. Superan a Filippo Argenti, un enemigo de Dante, y llegan a la infernal ciudad de Dite.


Este es uno de los mejores cantos de la Commedia. Los poetas transitan por el quinto círculo, en donde yacen los iracundos. En su ruta, Dante y Virgilio deben de cruzar Estigia, la laguna del Infierno. Para realizar lo anterior, suben a bordo de la barca de Flegias, demonio guardián de este ámbito. Cuando transitan por esas aguas inmundas, surge de ellas el alma de Filippo Argenti, en vida, un encarnizado enemigo de Dante. Cuando Virgilio lo rechaza, los demás condenados por el pecado de la ira se arrojan sobre él. Luego, Dante y Virgilio arriban a Dite, la ciudad de los demonios.

Estos últimos se oponen al paso de los poetas y le sugieren a Virgilio que abandone a su suerte a Dante.

Virgilio tranquiliza al poeta, y trata de persuadir a los demonios a que les permitan cruzar tras las murallas de Dite, sin embargo, ellos se niegan y deciden cerrar los portones. Virgilio, apesadumbrado, calma a Dante y le explica que pronto llegará un ángel del cielo para abrirles el paso.



Barquero rencoroso

Flegias, el barquero de la laguna Estigia, es otro de los personajes mitológicos que Dante utilizó para la Divina Comedia. Flegias fue vástago de Marte y monarca de Orcomene, en Beocia. Se hizo célebre al osarse a incendiar el templo de Apolo, furioso porque este último dios sedujo a su hija Corónide. Fruto de esta unión nació Esculapio, dios de la medicina. Virgilio, en la Eneida, coloca a Flegias en el Tártaro, es decir, el inframundo grecorromano. El famoso temperamento de Flegias lo hizo idóneo para Dante como centinela del círculo de los iracundos.



Odio inmortal

Dante y Filippo Argenti fueron adversarios en la vida real. Este último pertenecía a la facción política de los Negros, mismos que derrotaron a los Blancos de Dante, y ocasionaron el destierro del poeta. Los parientes de Argenti, aprovechando la expulsión de Dante de Florencia, se quedaron con sus bienes. Argenti era tan adinerado y ostentoso que, de acuerdo a Bocaccio, colocaba en sus caballos herraduras de plata. El resentimiento deAlighieri en contra de Argenti se transmite de lleno en este episodio. El rival de Dante, intenta volcar la barca de Flegias, y Alighieri, quien hasta esta parte del poema había manifestado cierta compasión por las almas torturadas del averno, en este caso celebra el destino de su enemigo y hasta celebra que los demás condenados por la ira, lo despedacen en el fango. Incluso a quienes cometieron pecados más graves y se encuentran más adentrados en el Infierno, Dante los tratará con más respeto y comprensión, como por ejemplo, Farinata, Cavalcanti o Brunetto Latini.

Dite, la ciudad infernal

Esta urbe terrorífica comprende los cuatro últimos círculos del Infierno. El fuego, elemento asociado estrechamente por la tradición a esta región de ultratumba, no había sido mencionado en la Commedia hasta llegar a esta ciudad fortificada. Se trata de un conglomerado atemorizante de edificios medievales, torres, murallas y fosas. Plagada de demonios, Dite lleva ese nombre por su homónimo rey, mismo que se menciona en la Eneida como el monarca de los Infiernos. Dante lo identifica con Lucifer mismo.