martes, 18 de septiembre de 2012

"Divina Comedia": el título de una obra maestra

Dante llamó Commedia a su obra maestra tal vez por la forma, el contenido, o el sentido del poema. Pero también quizá, por puro divertimento hermenéutico.


Si hubo un año determinante en la vida de Dante, ese fue el de 1302. Debido a su actividad política fue condenado al destierro, y abandonó Florencia para siempre, so pena de muerte. Además, hubo otras circunstancias derivadas de lo anterior, que también marcaron al poeta. Desde este año se percibe un rompimiento con su labor literaria previa; la influencia stilnovista de la "Vida Nueva" le dejó el paso a las “Rimas pétreas”, complejos poemas dedicados a una joven llamada Pietra, y caracterizados por un rebuscamiento técnico y complejidades léxicas y métricas. A la vez, desde este periodo, Dante se decanta más hacia la profundidad filosófica en sus composiciones.

Evolución creativa

La vivencia con tintes hagiográficos de la "Vida Nueva" se va a transformar en el grave discurso alegórico de la "Divina Comedia", con su gran pluralidad de sentidos y referencias. Dante tituló a su poema como Commedia, si bien diversos autores, a partir de Boccaccio, le agregaron el adjetivo de Divina, tanto por su magnificencia, como por abordar temas supraterrenales; pero también porque el mero título de Commedia, no resultaba muy claro para lectores y comentaristas. Dante se refiere a su poema como "Commedia" (Inf. XVI, 128) y “poema sacro” en (Par. XXIII, 62 y XXV, I).

De acuerdo a las observaciones del propio Alighieri, en su epístola a Cangrande della Scala, a la obra se le nombró como “comedia” por su aciago inicio y su feliz culminación. Sin embargo, esta tesis solo parece ser válida para el Infierno. Una explicación alternativa se relaciona más con la forma del poema, que con su contenido. En un pasaje de su tratado "De vulgari eloquentia", Dante comenta que la tragedia se definía como género por utilizar los registros estilísticos más altos, en tanto que, la comedia, no aspiraba a tanto, y se apegaba más a un estilo medio. Por supuesto, si esto fuera así, en efecto, cabría suponer que Dante titularía como Commedia a su poema, no por detalles estilísticos o retóricos, sino más bien por haberse servido para escribirlo de la lengua vulgar, la forma de expresión cotidiana, frente al culto latín.

Juego hermenéutico

No obstante, aun con estas referencias, persiste la incertidumbre con relación al sentido que quería ofrecer Dante con el título elegido para su poema. De acuerdo a escritores medievales, como por ejemplo Uguccione da Pisa (fallecido en 1210), “comedia” debe entenderse más como “obra poética”; otros, en cambio, como Fulgencio, Bernardo Silvestre y Giacomo da Mantova, comprenden el término Commedia como “espejo de la existencia humana”.

A final de cuentas, es factible que Dante estuviera consciente de todos estos sentidos posibles al titular "Commedia" a su obra maestra, y que así, deliberadamente, en lúdica genialidad, se combinaran las connotaciones, interpretaciones y referencias más variadas.





Visita Playas de México