viernes, 28 de septiembre de 2012

La crítica de Aristóteles al platonismo

Aristóteles negaba que las ideas persistieran separadas de las cosas. Él, en cambio, las proponía como predicados comunes a entes de la misma especie.


Lo más original de la postura de Aristóteles con respecto a las doctrinas de su maestro Platón, consiste en que, sin dejar de lado las enseñanzas básicas de éste, abandonó la visión de la filosofía como una forma de sabiduría, como un impulso del alma hacia el mundo de las ideas y como una suerte de ascesis, para comprenderla, en contraste, como una tarea científica, estructurada en diversas disciplinas, cuyo objetivo principal es el estudio holístico de la realidad.

Una perspectiva diferente

Esta muy personal concepción de la filosofía, por parte de Aristóteles, surgió de una singular crítica de las nociones fundamentales del platonismo. Tal revisión la emprendió el Estagirita, aún siendo discípulo de Platón en la Academia. En la secuencia de las reacciones de Aristóteles con relación a las nociones platónicas, muchos fundan la cronología de las obras aristotélicas. En este sentido, muchos estudiosos perciben en el joven Aristóteles un patente idealismo platónico, el cual, paulatinamente, devino hacia posturas cada vez más orientadas a la investigación empírica de la naturaleza.

Nuevas interpretaciones

Y si bien la tesis anterior se respeta actualmente- por lo menos en sus aspectos generales-, se ha descubierto que, entre las obras primeras de Aristóteles- que si bien no se conservan, sí se conoce el título y algunas referencias de su contenido-, existen, al lado de tratados totalmente platónicos, un par de obras, tituladas, De las ideas y Del bien, que incluían en germen, las críticas que, posteriormente, el Estagirita desarrollaría sobre las teorías de su maestro. En general, Aristóteles negaba que las ideas, al ser la forma de las cosas- su esencia-, pudieran persistir separadas de las cosas mismas, tal y como Platón aseguraba. Aristóteles proponía, como alternativa, considerar a las ideas como predicados comunes a entes de idéntica especie.

Problema abierto

Una dificultad frecuente para quien se acerca a la crítica de Aristóteles a la filosofía de Platón, es el orden que Andrónico de Rodas impuso a las obras del Estagirita. Y es que, resulta complicado contrastar las diferentes etapas de la relación entre el pensamiento de Aristóteles y de Platón, cuando, como hemos visto, existen obras aristotélicas del mismo periodo, que ofrecen perspectivas contrapuestas con relación a las teorías platónicas. E incluso, en una misma obra, por ejemplo, la Metafísica, existen pasajes que evidencian un rechazo de la teoría de las ideas de Platón, y otras, en donde Aristóteles parece aceptarla fielmente. La estrategia que están ensayando los investigadores contemporáneos, para abordar este problema abierto, es dejar de considerar a la filosofía de Platón, como un bloque unitario, al compararlas con las críticas de Aristóteles, puesto que Platóntambién exhibe posiciones variadas y desarrollos distintos en sus escritos.