jueves, 19 de junio de 2014

Revelan retrato escondido en un cuadro de Picasso

Una persona con la cabeza apoyada sobre el brazo fue descubierta con modernas tecnologías en la obra “La habitación azul” de Pablo Picasso. Un equipo de investigación estadounidense logró descubrir en la mencionada pintura, de las primeras creaciones maestras del artista español, un oculto retrato: el de una persona con la cabeza reposando en un brazo.


De acuerdo a una de las investigadoras que participó en el hallazgo, Jennifer Mass, directora del laboratorio de investigación del Museo de Winterthur, en los Estados Unidos, la imagen se hizo patente al revisar la obra de Picasso con rayos X y con el apoyo de un escáner hiperespectral.

Otros involucrados en esta investigación fueron Arthur Woll, físico de la Universidad de Cornell y varios conservadores del museo The Phillips Collection de Washington, entidad propietaria de la pintura. 

El retrato escondido de “La habitación azul” nos muestra a un hombre, de identidad desconocida, que lleva corbatín y chaqueta. La figura además luce barba y tiene el cuerpo inclinado a la derecha, desde la visión del contemplador, así como también, la cabeza apoyada en la mano derecha. 

A juicio de Mass, esta imagen fue realizada en 1901, ya que tiene varios aspectos similares con “La habitación azul'”, como por ejemplo, los contornos de las siluetas, en una tonalidad azul oscuro-prusiano. 

Los investigadores tenían como propósito estudiar a profundidad la paleta de colores y los procedimientos de trabajo de Pablo Picasso, usados en esta pintura que el artista español trabajó a los veinte años, apenas llegado a la ciudad de París. 

La pintura oculta en 'La habitación azul' de Picasso, no es la primera que ha sido descubierta debajo de una creación del artista español, puesto que, en años recientes, otras restauraciones han ayudado a revelar trabajos camuflados, como por ejemplo, el que el Museo Guggenheim descubrió en el cuadro “Mujer planchando” en el 2012.