viernes, 20 de junio de 2014

Perfect Blue, delirio, deseo y realidad

Perfect Blue (1997) es un anime diferente y de gran planteamiento. Es un trabajo cercano al arte del absurdo y de la investigaciòn metafìsica de la realidad existencial, del cine de David Lynch o el de David Cronenberg. Vale la pena explorarlo y dejarse extraviar por sus reveladores sentidos.


Mima es una cantante de j-pop, joven, bella y encantadora, con un prometedor futuro. Sin embargo, pronto se siente acosada: descubre extrañas páginas en la Red; en las calles sombrías, o en lugares solitarios se siente perseguida. A la postre, se sucederán horribles asesinatos cometidos sobre personas muy cercanas a ella.

Lo que más atormenta a Mima es que la persona culpable de tales crímenes podrían ser: tanto un deforme sujeto que siempre la espía…o ella misma. La realidad se cuartea entonces para Mima; se torna difusa, equívoca, densa: cual si fuese un capcioso laberinto, sin salida alguna. Y además, la sombra del delirio y la demencia acechándola permanente, siempre sigilosa y letal.

El infierno de Mima

Desde su mismo título en inglés, "Perfect Blue" alude quizás a la famosa película del surrealista director David Lynch, "Blue Velvet" (1986), en donde un curioso joven penetra en el enfermizo universo de perversión y ritualismo de una cantante de bar, que tiene relaciones íntimas con un matón extravagante y loco.

De tal suerte que, el joven protagonista, poco a poco- a la a vez que se entrega en encuentros eróticos con la atormentada cantante-, también se va identificando psicológica y formalmente con el cruel matón; y entonces todo su mundo edulcorado y limpio se fragmenta irremisiblemente, por motivo de esta diversificación de su propia persona, dejando entrar ahora las sombras: se difumina, se evapora a fuerza de una lucidez suicida y psicótica.

Delirio, deseo o realidad

Así igual en "Perfect Blue", Mima, al mirarse en el espejo de su delirio, encuentra fragmentado el fundamento de su entero mundo; su propio sujeto de ser roto sin remedio, expuesto su lado oscuro, sus ínferos particulares, sus tenebras, sus deseos reprimidos, lo que nunca hubiera querido conocer acerca de sí.


Al final todo se aclara, todo se explica- pero ¿se comprende?- en un desenlace tan inverosímil como genial; pero la experiencia iniciática de Mima ha concluido también; su sonrisa tranquilizadora al final, es ambigua, inquietante, su entusiasmo es sospechoso: acaso la verdadera Mina, la inocente, fue la descubierta, atrapada y puesta cautiva.

Y por su parte, la Mima homicida, el sueño liberado de un alma presa en su propio infierno, el anhelo de ser alguien especial a costa de todo, de todos- como la muerte misma, aguarda su próximo despertar en perfectos azules.

Perfect Blue es una realización anime del director Satoshi Kon, y está basado en una novela del escritor Yoshikazu Takeuchi.