domingo, 1 de junio de 2014

Encuentran cementerio de ictiosaurios en Chile

Investigadores chilenos hallaron en Torres del Paine un cementerio con más de 46 ejemplares completos de ictiosaurios, uno de los mayores reptiles marinos de los tiempos de los dinosaurios. El ictiosaurio desapareció de la faz de la Tierra, hace aproximadamente 99 millones de años. En solo tres expediciones de investigación, los científicos han descubierto unos 46 ejemplares, entre ellos, uno con un par de embriones de unos 15 centímetros y restos estomacales. Todo ello en un estado de conservación casi asombroso. 



Los restos de ictiosaurios que fueron encontrados en Torres del Paine tienen la cabeza fragmentada y están completamente articulados. Estos saurios marinos medían aproximadamente 5 metros de largo y habitaron entre los periodos Triásico y Cretácico. Por lo menos 46 de estos animales quedaron bajo las rocas del glaciar Tyndall, de acuerdo a los resultados obtenidos por los investigadores.  

Pero además, tales rocas ofrecieron información de ocho considerables derrumbes o eventos geológicos. En estas rocas, además de los ictiosaurios, quedaron atrapados aletas y restos de otras criaturas de la época, de manera que los investigadores ahora se preguntan quienes pudieron haber sido los depredadores de estas formidables bestias de los tiempos prehistóricos. 

Y aunque se sabe que los ictiosaurios están vinculados con los plesiosaurios, de acuerdo a los hallazgos paleontológicos, aún no se encuentra evidencia de plesiosaurios en esta área del territorio chileno. 

Se piensa que los ictiosaurios desaparecieron a causa del calentamiento global, pero aún no se conoce la verdadera razón de esta extinción masiva. Por ello adquiere tanta relevancia el descubrimiento de este cementerio de ictiosaurios, puesto que así se podrán obtener más respuestas acerca de esta especie, para ampliar los alcances de la paleontología contemporánea.