miércoles, 20 de marzo de 2013

La teoría ética en los pueblos primitivos

Por lo general, los pueblos primitivos han manejado una ética y una postura moral, que sin haber sido escritas, han estado sostenidas por la tradición. Cuando se intenta entender y justificar los esquemas normativos y las prácticas de tipo moral, aparecen las teorías éticas. No obstante, puesto que hay diferentes maneras de estudiar tales prácticas y códigos, también existen distintas concepciones éticas.


Se pueden fijar muchos criterios para conceptualizar tales teorías, pero existen ciertas pautas que nos ofrecen suficientes motivos de reflexión acerca de varias de las teorías éticas más importantes del pasado. En este marco, algunos criterios preponderantes son los siguientes:

Los orígenes de lo moral

El origen y el fundamento que se les asigne a las normas morales. Es decir, para algunos las normas son proporcionadas por Dios, para otros, en cambio, derivan de las propias sociedades. Para ciertos pensadores, su raíz se encuentra en la conciencia personal y para otros, en la naturaleza.

La manera de identificar la malicia o la bondad de las acciones de las personas. En este caso, para algunos, lo bueno o lo malo de los actos morales está determinado por el objeto, el propósito buscado y las circunstancias; otras personas opinan, en cambio, que tal definición está relacionada únicamente con la intencionalidad de la voluntad. Unos más, aseveran que la bondad y la malicia de los actos humanos depende de las consecuencias.

Los objetivos que se manejan como meta de un comportamiento moral. Algunos pensadores sostienen que el propósito principal de un comportamiento moral es alcanzar el bien; otros, por su parte, conseguir la felicidad; para ciertos filósofos, tal fin debe de traducirse en la consecución del placer y otros se decantan por un criterio de utilidad, etc.

Por la importancia que otorgan a los vínculos entre ética y lingüística. En este caso, ciertos autores piensan que los principales problemas éticos consisten en identificar los significados y correctos usos de los lenguajes morales.

La ética primigenia

Todo lo anterior, nos ayuda a comprender la teoría ética en las comunidades primitivas. Es necesario apuntar que “primitivo” no debe entenderse aquí como una limitación o insuficiencia, sino más bien como una noción cercana a lo atávico, lo primordial y la otredad.

De manera general, la mayoría de las comunidades primitivas han manejado unas tradiciones de vida bastante complejas. Cada uno de estos pueblos exhibe una ética, una postura moral, sostenida por la tradición. Y en tales codificaciones, sin haber sido escritas, se aprecian tres categorías esenciales de normas o reglas de vida.

Las normas y lo humano

La primera se relaciona con las normas creadas para la actividad de hallar alimentos, ya sea que se efectúe de manera individual o de modo comunitario. Tales reglas orientan cuándo y cómo se puede utilizar lo que es propiedad de la tribu entera, como por ejemplo, las canoas, terrenos para cazar, árboles frutales, bosques y fuentes de agua. Se observan también estrictas reglas, aplicadas a la caza y a los desplazamientos de la tribu, a la preservación del fuego, etc.

Existen, de la misma manera, normas que fijan los derechos personales y las relaciones entre las personas: la separación de la tribu en distintas secciones, las posibles relaciones maritales permitidas, los criterios para la educación de los jóvenes, la manera de tratar a los ancianos y a los infantes, y por supuesto, medidas de prevención contra conflictos de gravedad, como sería el caso de agresiones dentro del clan o entre tribus diferentes, y principalmente, reglas pensadas de manera especial para eventos que se deriven conflictos con otras tribus.

Por último, una tercera categoría de normas identificables en los pueblos primitivos, son los relacionados con las prácticas rituales y ceremonias religiosas, en su vínculo con las estaciones del año, los tiempos de caza, las posibles migraciones, etc.