jueves, 15 de septiembre de 2011

NASA: tormenta eléctrica, granizo y Robonaut

Toda una experiencia, difícil de olvidar, vivió el documentalista norteamericano Thomas Quinn. Cuando se dirigía a cubrir noticias de la NASA, en Flagstaff, Arizona, fue sorprendido por una impactante tormenta eléctrica. Los rayos inmensos en el horizonte en tinieblas, y el auto de Quinn desplazándose en carreteras desoladas y siniestras, le dieron un ambiente pesadillezco a la situación. Posteriormente, Quinn grabó desde su lugar de hospedaje una furiosa lluvia de granizo. Finalmente, su curiosa odisea concluyó, cuando pudo conocer, de primera mano, el objetivo de su viaje: una réplica demo elaborada por la NASA del androide Robonaut, cuyo "doble" se encuentra auxiliando a los astronautas de la Estación Espacial Internacional (ISS).





Enlaces relacionados con este tema






votar