domingo, 25 de septiembre de 2011

El arco y flecha como símbolos

Simbolización del poder y la guerra, el arco refiere con frecuencia a la tensión y la vitalidad del existir. La rapidez y la muerte súbita también se relacionan con el arco y la flecha, por ejemplo, en la muerte por peste. En última instancia, ambos se vinculan con un movimiento transgresor, que supera todo límite.


Por otra parte, la flecha es símbolo de la luz: el rayo de sol, las doradas saetas de Apolo. Derivado de ello, en la Edad Media, el arquero exhibe una proyección de sensualidad, interpretada la flecha como un símbolo fálico. Esta figura acaso procede del Centauro griego, armado de su arco, referencia de la lujuria. También grecorromano es Cupido, dios del amor, con su carcaj repleto de flechas de sortilegio.


Muy diferente es el símbolo del arco y la flecha en el contexto del hinduismo. La sílaba sagrada OM se representa en ocasiones como una flecha lanzada desde el interior del ser humano, surcando las regiones del no saber, hasta alcanzar la auténtica y suprema sabiduría. En un enfoque similar, antiguas doctrinas japonesas, recomiendan disparar una flecha, sin esforzarse en alcanzar el blanco. El objetivo de este viejo método de meditación (Kyudo) es liberar al individuo de su sofocante individualidad, su egoísmo de ser-propio, para sí abrirse plenamente al Absoluto.



Enlaces relacionados con este tema:






votar