jueves, 22 de septiembre de 2011

La épica formación de la Luna

Por la perfección aparente con la que se desplazan los astros en el firmamento, podría ser cuestionable cualquier teoría que nos explique la formación del sistema solar como algo violento y catastrófico, entendido esto último como la alteración inesperada de ciertos factores en un ambiente determinado. No obstante, la gestación del sistema solar fue en efecto algo tortuoso y desde cierta perspectiva, muy afortunado. Y es que, si bien existen innumerables sistemas solares en el universo, solo sabemos de uno en donde el ordenamiento de los planetas, satélites y demás cuerpos siderales que lo integran, favorecieron la aparición de la vida en la Tierra, nuestra vida, nuestro mundo. Para comprender lo anterior, es pertinente tomar como ejemplo a la Luna. En el siguiente video se nos muestra, a través de una épica secuencia, cómo aconteció la trabajosa formación de nuestro satélite natural.






Enlaces relacionados con este tema:







votar