martes, 23 de agosto de 2011

Pequeña foca llamando a su madre

Una de las paradojas del mundo actual es que, mientras más se diversifican y perfeccionan los medios de comunicación, la vinculación comprensiva entre las personas parece hacerse más difícil de concretarse. Y así, en las metrópolis contemporáneas, por ejemplo, millones de personas transitan de un lado a otro como si no existieran los demás, alienados en una sujección de vacío. Por ende, este es terreno propicio para el surgimiento de la intolerancia y la violencia. No obstante, motivos de religación y entendimiento mutuo entre las personas sí que existen. El problema, quizás, es que se ha perdido la capacidad de percibirlos. Pero la naturaleza ayuda a recordar los motivos fundamentales de la humanidad, como toma de posición frente a una realidad inextricable y rotunda. Un ejemplo de ello nos lo brinda este conmovedor video, en donde una pequeña foca llora por su madre, y exhibe en su rostro, una expresividad imposible de no reconocer desde nuestra humanidad definidora. Dejar de comprender sentimientos así, en cierta manera, es perderlo todo.





Enlaces relacionados con este tema





Cónoce los blogs de Hoyreka Contenidos

http://www.hoyreka.com/index.html

Descubre la oferta y servicios de Hoyreka!

http://www.hoyreka.com/hoyreka.pdf

Visita el blog corporativo de Hoyreka!

http://www.hoyreka.com/blog/


votar