sábado, 20 de agosto de 2011

Arrojando una piedra a los ínferos del mundo

Pocas veces se tiene la posibilidad de experimentar a fondo, lo vasto que es el mundo físico. El entorno humanizado y pragmático que nos rodea cotidianamente, hace que se pierda la dimensión de las cosas en su naturaleza particular. Sin embargo, es en la experiencia empírica y en la ludicidad desenfadada, en donde, de vez en vez, la naturaleza nos sonríe, mostrando su verdadera faz: inconmensurable y rotunda. (Y justo entonces resulta impactante percatarse que no es una sonrisa lo que nos expone, sino un rictus inextricable y eterno). Baste como ejemplo este inusual experimento: un grupo de trabajadores arroja una pesada roca en un agujero de 450 metros de profundidad.  La caída es impresionante: primero se escuchan algunos rebotes de la roca en contra de los muros del agujero; finalmente, el impacto de la roca al estrellarse en lo profundo del foso, resulta tétrico y abrumador.





Enlaces relacionados con este tema:





Cónoce los blogs de Hoyreka Contenidos

http://www.hoyreka.com/index.html

Descubre la oferta y servicios de Hoyreka!

http://www.hoyreka.com/hoyreka.pdf

Visita el blog corporativo de Hoyreka!

http://www.hoyreka.com/blog/


votar