viernes, 14 de octubre de 2011

Vida y muerte del moho (time-lapse)

El moho, o mejor dicho el "moho mucilaginoso" exhibe insólitas particularidades desde una perspectiva microscópica. Ni animal, ni vegetal, ni fungiforme, el moho parece formar parte de un reino aparte de la naturaleza. Asombrosamente, parece exhibir una cierta conciencia de sí, puesto que cuando se le separa busca reunirse de inmediato. Además, cuando una concentración de moho mucilaginoso ha consumido los nutrientes de su entorno, sus células se organizan en diferentes filamentos, sacrificándose las que se colocan en la base, para sostener el núcleo en donde yacen congregadas esporas. Esta voluntad de autosacrificio del moho, tiene como objetivo que las esporas sean capturadas por insectos y gusanos y así puedan ser conducidas a otros ambientes, llenos de elementos nutritivos, para su desarrollo. El siguiente video, creado por la Universidad de Princeton, nos detalla todo lo anterior. 




Enlaces relacionados con este tema:






votar