viernes, 21 de octubre de 2011

Gigantesca parvada de patos

A veces no se requiere de un gran fenómeno natural para provocar asombro. La sorpresa es la semilla de la sabiduría y en repetidas ocasiones no necesitamos hallarla en grandes volúmenes o complicadas investigaciones científicas. El sencillo evento de una colosal parvada de patos cruzando el camino, puede despertar la curiosidad y ser el inicio de un nuevo conocimiento.



Enlaces relacionados con este tema: 






votar