miércoles, 26 de octubre de 2011

Resolviendo un cubo de Rubik haciendo malabares (con cubos de Rubik)

Destreza y coordinación. Se trata de conceptos que son habituales de ver relacionados, pero solo en la práctica se puede comprender su real vínculo. Para quien se dedica al malabarismo, esta circunstancia es algo normal: la condición de posibilidad de su actividad. Concentrarse en realizar una dinámica, requiere de hacer converger los sentidos a un núcleo de acciones, pero llevar a cabo tales actividades, precisa de cierto ritmo en la interacción con el objeto. En última instancia, todo ello implica la interrelación de dos sistemas para lograr una proeza como la que les presentamos en el siguiente video: resolver el cubo de Rubik, haciendo malabarismos con cubos de Rubik.


Se trata de un habilidoso aficionado ruso, quien con suma presteza hace girar en el aire dos cubos de Rubik mientras resuelve velozmente y con una sola mano, otro cubo de Rubik. Se trata, sin duda, de uno de los homenajes más curiosos que le han realizado al cubo de Rubik, y a su creador Ernő Rubik (1944), escultor, arquitecto y diseñador rumano. Este juguete-acertijo implica un desafío lúdico, y efectuar malabares al tiempo que se lo resuelve, aumenta considerablemente el grado de dificultad de tal ejercicio. Con el paso de las décadas y de acuerdo a lo que podemos ver en el video mencionado, el cubo de Rubik no pierde su encanto, sino, por el contrario, este último no hace más que diversificarse y crecer.





Enlaces relacionados con este tema:






votar