martes, 21 de julio de 2015

Fusión Creativa: ¿Por qué decirle adiós a Flash?

Por Martha Lucía Gallego López y Jesús Ademir Morales Rojas

Hablando desde el punto de vista cliente final, cuando se navega en la red es bastante molesto visitar una página y encontrar anuncios que digan que por seguridad han sido bloqueados algunos plugins; pero, cuando se comprende que el navegador está ayudando a que se mejore la experiencia, en cuanto, a las consultas que se van a realizar; puede entenderse el mensaje y se agradece, como los bloqueos que se están dando por parte de Mozilla y próximamente Chrome respecto a Flash.




Flash y una navegación web poco eficiente

Cuando se ingresa a un sitio web el toque bonito y visual lo da el plugin de flash, pero entonces, ¿Cuál es el inconveniente de flash? Realmente, el consumo de memoria RAM en equipos de escritorio; para tabletas y portátiles en el agotamiento de la batería. Como todo cambio tecnológico se ejecuta de manera progresiva, la extinción de flash se irá dando cada vez en mayor medida, hasta que desaparezca en su totalidad.

Cuestión de gustos e internautas

La elección queda en cada usuario y de acuerdo a las experiencias vividas tomará decisiones. No es un asunto de apostar ciegamente por formatos más libres o en boga, sino más bien de colaborar en terminar con una plataforma de software que causa más problemas de los que solventa. Se puede desinstalar Flash o solamente desactivarlo, pero con cualquiera de las dos alternativas no se echará de menos este producto.

Flash y el desarrollo de Internet

Por supuesto, el Flash es un elemento estrechamente vinculado al desarrollo histórico de Internet. Pero también lo es ASCII y no se programan los sitios web con este recurso. Los avatares de Flash iniciaron en los albores de la década de 1990, pero su camino con este nombre no comenzó sino hasta 1996 gracias a Macromedia. En la primera década del nuevo milenio, ya en los tiempos de Adobe, Flash era uno de los más versátiles recursos para la creación de contenidos interactivos y la reproducción de vídeos comprimidos en sitios web. Durante casi una década Flash había sido la clave para volver la navegación web más grata estéticamente y accesible para el gran público.

Alternativas a Flash y el porvenir de la Red

No obstante todo ello se ha agotado y el principal problema de Flash hoy en día se relaciona con su seguridad, el rendimiento escaso que ya ofrece y la antigüedad que tiene, misma que se traduce en poca compatibilidad con otros recursos informáticos. Y aunque Flash sigue siendo muy utilizado (aunque cada vez notablemente menos) no es para nada la única alternativa de plataforma gráfica que puede ser usada para el diseño de páginas web, los conceptos interactivos online y la animación digital. Hay otras igual de eficientes y más modernas y lo que es aún más valioso con un porvenir más extenso por delante. Un ejemplo de ello lo tenemos en el html5, pero también en otras plataformas igualmente recomendables como Silverlight, Lightspark, Swfdec y GNU Gnash.