martes, 6 de noviembre de 2012

Pelecamininus, el dinosaurio pelícano

Vamos a comentar algunos detalles interesantes acerca del Pelecamininus, el cual está considerado como el primer “dinosaurio-avestruz” u ornitomimosaurio. Se tiene conocimiento acerca de este animal a partir de un solo cráneo que ha sido bien conservado y varios vestigios de piel. Es el único dinosaurio de su tipo que ha sido hallado en el continente europeo. Los restos del Pelecamininus han sido identificados en rocas más antiguas que aquellas que han permitido recuperar fósiles de otros “dinosaurios avestruz”.


El Pelecamininus tenía un cráneo estrecho y largo y un alargado pico puntiagudo. Gran parte de los ornitomimosaurios exhibían un cráneo sin dientes y en las mandíbulas exhibían un pico corneo de extrema dureza. No obstante, en el caso del Pelecamininus la zona anterior de su boca estaba dotada de aproximadamente 220 pequeños dientes, tan afilados como espinas.

El hecho de que otros ornitomimosaurios no tuviera dientes, ha hecho pensar que tales dinosaurios de alimentaban tanto de plantas, como de otros animales. Los dientes del dinosaurio pelícano tenían diminutas escotaduras que servían para cortar la carne de animales de menor tamaño, así como también, para arrancar hojas de plantas y frutos de los árboles.

Se hallaron en un esqueleto, huellas de la piel del Pelecamininus, cerca del área de la garganta, el cuello, el hombro y una porción superior del brazo. Un detalle curioso es que los pedazos de piel debajo de la garganta de este dinosaurio, se asemejan mucho a la bolsa carnosa que se halla en la garganta de los pelícanos hoy en día. Precisamente por ello, este reptil fue llamado como Pelecamininus.

Se sabe que los pelícanos utilizan su bolsa para capturar y guardar peces. Sin embargo, en el caso del Pelecamininus el uso que hacía de su bolsa no ha sido determinada aún. Algunos indicios acerca de ello pueden ser derivados del estudio de las rocas que contenían los fósiles de este dinosario. De acuerdo a tal análisis, se ha descubierto que el Pelecamininus habitaba cerca de grandes lagos, y entonces es posible que su bolsa le sirviera para pescar. Otra alternativa se refiere a que tal bolsa estuviese coloreada de vistosa manera o bien, que este dinosaurio la pudiese inflar para llamar la atención de las hembras de su especie.


En los yacimientos en los cuales han sido identificados fósiles del Pelecamininus no han sido observados vestigios de otros dinosaurios de gran tamaño. No obstante, han sido hallados restos de terópodos de grandes dimensiones, de saurópodos e iguanodontes, en yacimientos cercanos a donde ha sido detectada la presencia del Pelecamininus. Además, en las mismas rocas donde han aparecido fósiles del dinosaurio pelícano, se han encontrado animales de tamaño pequeño como aves, tortugas y lagartos. Tal circunstancia podría señalar que el ambiente en donde habitaban estos pequeños animales no era lo suficientemente rico como para satisfacer los requerimientos alimenticios de los dinosaurios más grandes.

Si tal fuera el caso, el Pelecamininus, con sus 2 metros de longitud, podría haber sido el depredador más relevante de su entorno. Como quiera que sea, es factible también, que las dinámicas geológicas que favorecieron la fosilización de animales de pequeñas dimensiones, hubieran hecho imposible la preservación de huesos de dinosaurios de mayor tamaño. De esta manera, posiblemente ha quedado oculta la presencia de animales grandes en las áreas del continente europeo, donde ha sido hallado el esqueleto del dinosaurio pelícano.




Cámaras deportivas en México, sólo en Mexplora

Información telefónica al 55548280 o al 044-5510489576 en la Ciudad de México.